Semana Santa y Discapacidad


El Taller de Apoyo e Integración Social de Asmicrip realizó la Ruta de Ermitas con motivo de la Semana Santa criptanense.
Como cada año, el grupo de usuarios del Taller de Apoyo e Integración Social de Asmicrip, acompañado por sus monitoras y voluntarios de la entidad realizó vísperas a la semana santa la Ruta de Ermitas de la localidad criptanense.
Durante el recorrido, se pudieron visitar las Ermitas de La Madre de Dios, La Veracruz, la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. De la Asunción, y la Casa de la Hermandad de Jesús Cautivo.

En cada uno de los templos visitados, los usuarios pudieron contemplar las imágenes que se encontraban expuestas y preparadas para ser procesionadas durante la Semana Santa criptanense, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional. José Ramón Manzaneque, asociado de Asmicrip, usuario del Taller y amante de la Semana de Pasión de la localidad, fue el encargado de explicar a los asistentes la historia, evolución y características de los pasos que se encontraban expuestos en cada una de las Ermitas así como de las Hermandades responsables de los mismos.

Agradecimiento aparte merece la hermandad de la “Sagrada Lanzada” por dejar reseña histórica para poder realizar esta visita, así como al Párroco Juan Carlos Camacho por su predisposición para abrir el templo parroquial y permitir a los participantes de Asmicrip disfrutar de la Semana Santa criptanense.

La celebración de la Semana Santa de Campo de Criptana sobresale tanto por la implicación masiva y fervorosa de la sociedad criptanense como por su antigüedad. Los desfiles procesionales que transcurren en las calles y plazas de la Villa de los Molinos se remontan a siglos atrás, en el tránsito de la Edad Media a la Edad Moderna. El Archivo Histórico Nacional certifica, ya en 1568, la existencia de dos cofradías pasionales: la de la Veracruz y la de Nuestra Señora de las Angustias, que por entonces también procesionaban, al documentarse que disponían, aparte de la existencia de la imagen titular, de otros enseres como estandarte o andas. Desde entonces la Semana de Pasión ha venido adquiriendo aún mayor esplendor y relevancia, fervor, arte, participación, calidad e interés, con la salida a las calles de 28 grupos escultóricos de una gran pluralidad y valores artísticos, que logran un portentoso poder de convocatoria