La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha premia a ASMICRIP en los Premios Workin 2014



El presidente de la entidad financiera, Andrés Gómez Mora, se desplazó hasta la sede de la Asociación de Personas con Discapacidad de Campo de Criptana y Comarca para entregarle uno de los Premios Workin 2014
El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación, Andrés Gómez Mora, entregó el pasado 26 de enero al presidente de la Asociación de Personas con Discapacidad de Campo de Criptana y Comarca (ASMICRIP), Juan Santiago Ucendo, uno de los Premios Workin 2014 por su labor a favor de este colectivo.

El acto también contó con la presencia de la directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Ana López-Casero, el alcalde de Campo de Criptana, Santiago Lucas-Torres, y el delegado de la Junta en Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres.
Los Premios Workin 2014, dotados con 6.000 euros cada uno, han sido otorgados por la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha a 10 asociaciones de utilidad pública y fundaciones de la región por sus proyectos de formación para el empleo e inserción laboral de personas con discapacidad.
Dicha convocatoria surgió de la necesidad de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha de incorporar al tejido empresarial, cooperativo e institucional el talento y la mirada de las personas con discapacidad, a fin de construir una sociedad más moderna e inteligente.


Gómez Mora manifestó el fuerte compromiso y la sensibilidad de Caja Rural Castilla-La Mancha y su Fundación hacia las personas con discapacidad, especialmente desde su nombramiento en 2010 como Padrino de la Federación Provincial de Entidades Pro Personas con Discapacidad Intelectual y sus Familias de la provincia de Toledo (Marsodeto), una “experiencia única que marcó su vida”.
El presidente de Caja Rural elogió el “impagable trabajo” de estas asociaciones y de sus profesionales, familias y usuarios, cuya “paciencia y tesón” son “un ejemplo para todos nosotros”, afirmó, ya que “nos enseñan a apreciar las pequeñas cosas”.
Del mismo modo, la directora de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha dio la enhorabuena a AMICRIP “por su trabajo, compromiso, empeño y por acercar todos los recursos asistenciales a las personas con discapacidad física de la comarca”.

Eliminar cualquier barrera


Con estas afirmaciones coincidió el presidente de ASMICRIP, quien agradeció “la apuesta de Caja Rural Castilla-La Mancha por un colectivo muy necesitado de la ayuda y responsabilidad de toda la sociedad para eliminar cualquier barrera que pueda obstaculizar la igualdad de oportunidades y el acceso a los recursos y servicios educativos, sociales, culturales y sanitarios.”
Por su parte, el alcalde de Campo de Criptana expresó su apuesta personal por” la normalización, garantía de los derechos, autonomía personal, calidad de vida, no discriminación e inclusión social de las personas con discapacidad.”
En los mismos términos, el delegado de la Junta en Ciudad Real subrayó “la absoluta prioridad que para el Gobierno regional supone el trabajo permanente y decidido por el bienestar de este colectivo”.
ASMICRIP nació el 22 de febrero de 1995 por la inquietud de un grupo de discapacitados físicos que vieron la necesidad de asociarse para luchar por su integración social y laboral. Actualmente cuenta con un Centro de Recuperación y Mantenimiento para Personas con discapacidad inaugurado en diciembre de 2014 en Campo de Criptana que atiende a  toda la comarca “mancha centro” aglutinando más de una treintena de municipios repartidos en las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Toledo, y prestando una atención integral de calidad a personas con discapacidades físicas, sensoriales y/u orgánicas con servicios como Fisioterapia, Psicología, Trabajo Social, Formación y Orientación al Empleo, Terapia Ocupacional y una gran variedad de talleres en pro de la integración social del colectivo.